Incendio en California

(CNN) — Lo que comenzó cuando incendios forestales comunes fueron impulsados por el viento en California acabó en infiernos en rápido movimiento, rugiendo por las casas y haciendo que miles de personas huyeran en medio de la noche.

El Camp Fire del norte de California y el Woolsey Fire en el sur quemaron colectivamente más de 97.124 hectáreas, redujeron miles de hogares a cenizas y mataron a más de 70 personas.

California nunca ha visto un incendio como el Camp Fire en el condado de Butte.


Es el incendio forestal más letal y destructivo de la historia del estado, con un número de muertos que sigue creciendo. Miles de sobrevivientes duermen en refugios superpoblados, automóviles y ciudades de tiendas de campaña improvisadas sin saber lo que les depara el futuro.

El personal de rescate está revisando los restos en busca de restos humanos. La lista de desaparecidos ha aumentado a más de 1.000 nombres a medida que los funcionarios luchan por brindar respuestas a sus seres queridos.

El devastador costo humano

Lo que una vez fue Paradise, ya no existe.

“Una ciudad entera fue borrada de la faz de la Tierra en cuestión de ocho horas”, dijo el residente Cole Wyatt.

Muchos en la ciudad de 27.000 habitantes en las estribaciones de la Sierra Nevada huyeron sin nada más que un cambio de ropa. Algunos tuvieron tiempo para reunir documentos importantes y otros recuerdos.

Miles de personas se reunieron en iglesias y parques de atracciones en el condado de Butte como refugios para evacuados, pero muchos más han estado luchando por encontrar un lugar donde quedarse.

This post is also available in: Inglés

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *